Como todo, la cocina tiene sus secretos. Descúbrelos conmigo y cocinemos juntos.
Recetas, tutoriales, ideas, conceptos, descubrimientos, opiniones, sensaciones.....

martes, 28 de abril de 2015

Cómo Hacer Pimientos Asados en Casa

Hola a todos.

Hoy os traigo una receta sencilla pero muy, muy útil para los amantes de los pimientos... como por ejemplo YO !!!!!

Y es que no concibo, simplemente no concibo que con los sencillo que es prepararlos, haya gente comprándolos en latas, en LATAS, con conservantes dentro ......... HORROR, y además el sabor no tiene NADA pero NADA que ver con la realidad, aquellos parecen como flotando en un líquido espeso y semi transparente que nada tiene que ver con  la maravillosa agüita que sueltan al asarlos...

Bueno a lo nuestro...


PIMIENTOS ASADOS EN CASA

Ingredientes 

Pimientos


Utensilios
Sartén muy fea
Olla con tapa, donde entren los pimientos una vez asados.


Preparación

Lo primero es ir al algún bazar chino o en su defecto (y si se quiere gastar innecesariamente mas dinero a algún carrefour) y comprar una sartén grande y FEA, eso muy fea, pues como con los pimientos se va a ir dañando, así no nos va a dar pena, ni la sartén, ni el dinero que nos hemos gastado jejeje. Eso si, la sartén de los pimientos.... es la sartén de los pimientos, no se debe usar para mas NADA. Por que todo lo que hagáis en ella va a oler aaaaaaaa ..... PIMIENTOS ASADOS  claro!

Vale vamos al lío, hay que comenzar lavando y secando muy bien los pimientos. Luego ponemos la sarten fea a fuego alto y ponemos dentro los pimientos. 
Al principio se verán así.


Les presento a mi sartén fea de pimientos .

Al cabo de unos 10 minutos, ya podemos darles la vuelta, cada vuelta debe darse, cuando la piel quede negra, casi en su totalidad.

Podéis ver que aún tienen una forma rígida y  la piel esta brillante por arriba
Yo os aconsejo, que mientras hagáis los pimientos, no os quedéis al lado de ellos pues podéis utilizar ese tiempo en otras cosas útiles, simplemente habrá que estar pendientes y darles la vuelta de vez en cuando. Habrá que ventilar muy bien la cocina o poner el extractor, pues a veces sueltan humo y luego la casa entera olerá a pimientos asados.

Al cabo de varias vueltas se verán así, como desinflados .
Al estar ya la piel negra por todos lados ha llegado el momento de retirarlos de la sartén fea y pasarlos a una olla con tapa. Tened cuidado al pasarlos pues por dentro tienen un montón de líquido.

A la olla y ponemos la tapa.
Los dejamos reposar y sudar en la olla una media hora, así también enfrían un poco pues si no nos quemamos los dedos.


La piel sale prácticamente sola.
Una vez que estén fríos, comenzamos a quitarles la piel con las manos, veréis que no hay que hacer mucho esfuerzo pues prácticamente sale sola.

Quitamos semillas y al Tupper.

Por último cortamos la parte de arriba con un cuchillo y directo al Tupper. No tiréis el líquido que sueltan (que soltarán más) les ayuda a conservase mejor y más húmedos. 
Pueden durar en la nevera unos 6 días. También se pueden congelar en bolsitas herméticas o lo que es mejor envasados al vacío.

Espero os gusten tanto como a mi y os sirva la receta.
Besos

Rumiana







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada